Multiverso

A mí me preocupa la multiplicidad de universos. Bueno…No, no me preocupa, me intriga y me da una impotencia terrible, hija de la curiosidad, porque estoy atrapada solamente en este, y no tengo ni una ventanita para ver en qué andaran mis copias, o dónde estaría si en lugar de haber subido por el ascensor, hubiese ido por las escaleras

Escuché alguna vez, en alguna parte, esta teoría que dice que cuando tenemos que tomar una decisión, ya sea entre té o café a la mañana, el universo se divide entre las opciones posibles y en una línea elegimos el té y en la otra el café, y de ahí se desencadenan todas las posibilidades que nacen a partir de esa sola acción.

Ahora, multipliquen esa cantidad de sub-universos y súmenle los que nacen* a partir de las decisiones de los demás, que directa o indirectamente nos afectan (como el colectivero que cruza el semáforo en rojo, o ese médico traumatólogo demasiado soberbio para admitir que no sabía lo que estaba haciendo) No estoy segura de que mis neuronas me alcancen para poder entender claramente lo que todo eso implica y como se compondría esta multiplicidad, sobre la que no puedo hacer absolutamente nada, más que apenas imaginar que probable o improbablemente, en otro lado y en otro momento, todo lo que podría suceder, sucede (y se repite infinitamente).

Toda esta reflexión, que no hace más que provocarme mucho vértigo, nació del overthinking latente que se instala cuando tenemos que tomar pequeñas desiciones que pensamos que cambian todo. Esto lo observo mucho bajo la etiqueta de indesición o de miedo, y me puedo identificar, porque yo también recuerdo haber meditado durante más de dos horas si le mandaba o no un sms al chico que me gustaba para invitarlo a comer canelones a casa. Entonces me pregunto si estas mini desiciones que nos dan la impresión de  alterar determinantemente el curso de nuestras vidas realmente cambian algo. Fundamentalmente, me gustaría pensar que no, y que como describía Fredkin en su paradoja, mientras menos significativos sean los resultados de nuestras desiciones, más nos va a costar tomarlas.

Si alguna de mis copias me preguntara en qué clase universo me tocó existir, le contaría que este universo se rige por la ironía y por las casualidades (que a veces no son causa de nada, no todo tiene un porqué comprensible). En este universo las cosas que esperamos una vida llegan un año más tarde, o a veces 15 minutos antes que nosotros. En este universo, a Alemania le ganamos 4 a 2 un mes y medio después del mundial, el 107 pasa vacío cuando estamos a 10 metros de la parada, empieza a diluviar 3 cuadras después de haberte olvidado el paraguas en la oficina, el chico con el que no querías saber nada de nada termina siendo tu persona favorita en el mundo y la profesora que no te bancaste en tus 5 años de secundario es la que en la facultad decide si te recibís o no… I could go on.
Quizás, el solo hecho de que existan copias nuestras por ahí, a las que les sale todo bien y según lo deseado/esperado, pero que no somos nosotros, sea la ironía más grande de todas.

No me acuerdo si fue un poema de Dos Corazones o el horóscopo el que me dijo una vez que somos la suma de nuestras decisiones. Yo creo que más bien somos una ecuación compleja conformada por lo que elegimos, lo que dejamos pasar, las posibilidades que no están a nuestro alcance y que el resultado no es un una sola persona, sino más bien un entorno y un sistema infinito, muchas veces arbitrario, que da lugar a posibilidades nuevas y quizás a otros universos.

En otro orden de cosas:

A la mañana entre té y café, prefiero el mate o una Cindor, o un licuado.

El chico que me gustaba se terminó perdiendo los canelones, porque nunca vino.

Toda esta reflexión que no nos lleva a ningún lado, en realidad era una excusa para compartirles el video del principio.

 

4 comentarios en “Multiverso

  1. Brillante post!!! Hace casi 45 años que me vengo haciendo esas preguntas (tengo 50, aunque, por suerte para mi ego me dan 40, tal vez en otra línea de tiempo….). Ya que mencionás el tema fútbol, en la final del ’90 jugó alguien que había jugado conmigo en inferiores de Central, y llegué a pensar que en otra línea de tiempo yo integraba esa selección y le ganábamos a los alemanes 2 a 1 con dos goles míos (fantasía de megalómano). Pero algo de cierto hay en lo que decís y pienso, algo extraño que no nos permite decidir del todo lo que queremos realmente. Brillante post, amiga, brillante, porque me devuelve esos pensamientos que se hallaban descansando desde hacía unos meses y tal vez en otra línea de tiempo estoy leyendo esto en un libro tuyo en un colectivo o escucho en mi radio portátil en una parada de colectivo que recién se fue tu post a modo de reflexión en un programa mañanero, mientras te entrevistan y así, y así y así… qué maravilla. Abrazo!!!!!

  2. Comment on this post? Sí, la verdad que escucho y leo tantas pavadas por día que con mucho gusto me iría a chusmear la otra dimensión (la que se definió cuando elegí tostadas en vez de galletitas de agua), pero no me puedo decidir porque capaz me perdía este post, así que no sé, lo voy a pensar un par de días😛
    Saludos de Tecontaretodo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s