Hibernando

Hace varias (varias) semanas que quiero escribir. Pero no siempre sale como quiero.  No porque no tenga nada para decir, sino que quizá es porque todavía no sé bien qué es lo que quiero decir. Este blog resultó ser una buena herramienta para ordenar algunas ideas…el problema es que no todas las ideas son publicables o siquiera interesantes. Y si bien este espacio es un buen lugar para decir lo que se me dé la gana, hay cosas que es mejor decirlas en el momento y lugar indicado, que no es éste.

Estoy empezando un retiro emocional…en un esfuerzo por poner algunas cosas en orden y dejar que todo lo que no puedo manejar caiga por su propio peso donde tenga que caer. Es una postura que oscila entre el optimismo y la resignación, todavía no sé cual. No siendo muy partidaria del optimismo y de la vida “cheerleadery” me decido por la resignación – o dicho en el mas absoluto criollo: mejor ya ni me gasto.

Como sabiamente lo dijo George Michael – I need some time off from that emotion…Me voy a dedicar a actividades que me relajen el corazón que está bastante estrujado. Ojo, no estoy triste…creo que si estaba enojada también se me pasó, lo que no quiere decir que esté todo bien. Es simple y llana indiferencia, como si alguien en algún lado se hubiese apiadado de mi y hubiese apagado el interruptor de algo que no me dejaba tranquila. Quien sabe, quizá fui yo.

El invierno es ideal para esto: recluirse en cosas que nos reconforten; en mi caso: libros, café, chocolates, películas, series, edredones y amigos-(de esos que caen de sorpresa y de los que te mienten a pesar de tus puteadas para que te dejes sorprender) No pienso hacer más que eso…Ah! Y escribir, si sale.

Me siento tan tranquila que ni yo me la creo mucho…pero hace bastante que no me sentía así. Además por suerte love’s still in the air, everywhere I look around: empiezan noviazgos, se conquistan corazones (sin necesidad de artilugios ni carteritas tejidas), se intercambian teléfonos en servilletas de papel, y hasta parece que the girl finally -y después de 4 años!- gets the guy in the end, al mejor estilo Ross y Rachel.

So, basta para mi, al menos por un ratito…necesito descansar il cuore y la testa, y si me pierdo algo en el medio por no prestar atención o por hacerme la distraída me la banco. He dicho. Si me necesitan o me extrañan, ya saben donde encontrarme.

Les dejo Faith, ilustrando el espíritu del post.

4 comentarios en “Hibernando

  1. Hola Girl! Te leo siempre, aunque no comento seguido porque sé lo difícil que puede llegar a ser hablar sobre cosas personales y que alguien, quizás sin intención, deje un comentario que no está a la altura de la situación.

    Se nota a kilómetros que sos una persona muy inteligente y tus reflexiones me llegan. Es bueno que no te conformes con menos de lo que esperás, que tengas estándares altos habla bien de tu autoestima. Me gustó lo que escribiste en el post “Mejor hablar de ciertas cosas” y relacionándolo con “¿A qué estamos jugando?”, te digo que deberías ser optimista porque no veo ningún problema en tu vida🙂

    Lo que me gustaría saber es en tu caso particular, qué es lo que buscás en una relación: ¿un compañero de crimen? ¿un mejor amigo? ¿alguien con quien formar una familia? Porque yo no creo que haya algo como “no saber qué se quiere exactamente, pero se averigua luego durante el juego”. En mi experiencia, la gente que no sabe lo que quiere de una relación y simplemente van de cita en cita, lo hacen simplemente porque es lo que “se supone que la gente soltera lo hace”.

    Yo siempre supe que quería a un mejor amigo como pareja, alguien que me pudiera contener emocionalmente, sobre todo después de ciertos eventos trágicos en mi vida. Tardó en aparecer, pero mientras tanto me dediqué a curar mis heridas y a ver dentro de mí misma para decidir en qué dirección quería ir. En este asunto todas somos diferentes, cada una busca a un hombre por diferentes razones y todas son válidas.

    Así que a riesgo de jugar a la psíquica, te digo que no deberías resignarte😉 Saludos!

  2. Hola!! Siempre es lindo leerte! Creo que tenés razón, siempre se sabe lo que se quiere o se espera de una relación, o de una no-relación. La verdad es que yo ya sé lo que quiero: quiero un mejor amigo, un cómplice, que quiera hacer planes conmigo, que se entusiasme como yo, que me acompañe y a quien acompañar y admirar. A pesar de mi pesimismo recurrente, no creo que esté lista para resignarme. Gracias por tus palabras, cualquiera se da cuenta de que sos una mujer sensible, asertiva y sin prejuicios, lo cual no abunda. Nos estamos leyendo!🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s