La Bella Durmiente

Todos tenemos un patrón de conducta para cuando recién terminamos una relación, o para cuando estamos en pleno proceso de superar un desamor (porque el desengaño amoroso no siempre nace de una relación).

El mío pasa siempre igual: Una breve etapa de enojo donde enumero todo lo que me perdí por haber malgastado tiempo y esfuerzo en alguien que no lo merecía y no lo apreciaba. A todo esto le sigue una leve angustia, con el llanto a flor de piel y luego desemboco en un estado de absoluta desesperación; (momento en el cual es importantísimo no tener el celular en mano mucho tiempo) donde no quiero conocer a nadie, me convenzo de que nunca más me voy a enamorar, ni confiar en ningún hombre hasta que de a poco me voy calmando. Finalmente entro en un periodo de adormecimiento asexuado en el que me siento más sabia y superada; y realmente compro que no todo en esta vida tiene que ver con el amor y el sexo y que de verdad puedo vivir 100 años sola. Todo esto hasta que la vida me sorprende y conozco a alguien nuevo y se me acaban los argumentos.

Ahora estoy adormecida y no sé hasta cuando me va a durar ¿Será que va a llegar alguien a despertarme?

4 comentarios en “La Bella Durmiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s